LA IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES

RECUERDOS DE MISA DE DOMINGO
03/05/2019
Mostrar todo

LA IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES

¿Qué son? ¿para qué sirven? ¿pueden controlarse? estas son algunas de las preguntas que nos surgen cuando hablamos de emociones. Empecemos describiéndolas.

  • Alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática. RAE
  • Del latín emovere, verbo motere (movimiento) más el prefijo e (dirección), movimiento hacia
  • En psicología, las emociones son estados afectivos que experimentamos, reacciones subjetivas al ambiente que se acompañan de ciertos cambios orgánicos, fisiológicas y endocrinos, de origen innato.

Resumiendo, podemos decir que, las emociones se generan ante un acontecimiento interno o externo, son de corta duración y alta intensidad, resultan comunes al género humano y animal y producen cambios fisiológicos e implican acción.

El proceso de la emoción se produce al recibir una información exterior o interior que llega al sistema límbico del cerebro, generando una respuesta neurofisiológica, que permite interpretar dicha información y prepara al organismo para actuar de la forma más adecuada posible. Además la información llega a ciertas áreas de la corteza prefrontal, donde se procesa de forma más racional, comenzando el sentimiento, para más tarde dar paso al pensamiento.emotions-371238_1920

En 1972, el psicólogo americano Paul Ekman, pionero en el estudio de las emociones y sus expresiones faciales, definió seis emociones básicas: ira, asco, miedo, alegría, tristeza y sorpresa. Comprobó que se trata de emociones universales que forman parte del repertorio de reacciones y conductas del ser humano, de ahí su importancia en la construcción de nuestro psiquismo.

Todos hemos experimentado en múltiples ocasiones distintas emociones, nos hemos visto sacudidos y sorprendidos gratamente de alegría o sorpresa, encogidos y sobresaltados por el miedo, perturbados y fuera de sí por la ira, apenados y desconsolados de tristeza o, mostrando aversión de asco.

fist-1148029_1920Entre las manifestaciones fisiológicas, involuntarias e instintivas, estarían: aumento del ritmo cardiaco, temblor, sonrojo, respiración acelerada, dilatación de las pupilas, sudoración excesiva …ante las que tenemos poco control.

Asimismo, hay unas expresiones faciales que son similares en diferentes culturas y países, lo que nos hace pensar en una base genética, hereditaria, que condiciona las expresiones faciales ante las emociones.

Como decíamos al principio, las emociones conllevan movimiento en alguna dirección, por lo que afectan a la conducta, y es ahí, en cierto modo, donde podemos controlarlas. La forma en que lo hagamos, dependerá del aprendizaje y del entorno cultural y familiar de cada grupo e individuo.woman-3478437_1920

Las emociones están presentes en cada aspecto de nuestra vida, es importante ser capaces de identificar sentimientos, estados de ánimo, saber lo que nos gusta y disgusta, hacernos conscientes de las emociones que nos generan distintos acontecimientos y pensamientos para ponerlos nombres.

Una vez hecho este ejercicio, nos será más fácil controlar nuestras conducta y reacción tras la emoción, por ejemplo, no podrás evitar sentir miedo ante un acontecimiento, pero SÍ podrás controlar lo que sientes y piensas a continuación, y esto determinará lo que haces.

Lamentablemente muchos delitos y desgracias, esconden una falta del control de los impulsos (ira) y reacciones puramente emocionales (miedo), sin pasar por el filtro de la razón y el control de la voluntad. Sin caer en el simplismo o reduccionismo, la educación emocional desde pequeños, controlando las rabietas, mejorando la tolerancia a la frustración, etc, nos ayudará a evitar las reacciones puramente emocionales ante ciertas circunstancias.hiding-1209131_1920

Todavía queda mucho por hacer en educación emocional, tanto a nivel institucional como estatal, entretanto a nivel individual, podemos aprender a controlarlas, gestionarlas y utilizarlas de una forma más adecuada, lo que nos permitirá afrontar nuestro día a día de una forma más eficiente.

“Un hombre que es dueño  de sí mismo pone fin a un pesar tan fácilmente como inventa un placer. No quiero estar a merced de mis emociones. Quiero usarlas, disfrutarlas, dominarlas” El retrato de Dorian Grey, Oscar Wilde

1 Comment

  1. Fernando dice:

    La emoción por ser una respuesta inmediata al estímulo o estado que la provoca exige de nosotros una atención plena, y espontánea, nos descubre cómo somos, nos ayuda a conocernos, eso no significa que nos ayude también
    a aceptarnos., pues suele crearnos confusión y desasosiego tanto en cuanto apenas tenemos ningún control sobre ella. Tendemos a ocultarla, su expresión abierta nos hace vulnerables frente a los otros. Una vez conocida puede ser manipulable. Por suerte la emoción es breve, eso nos permite superarla por nuestra propia capacidad o por el paso simple del instante temporal en que se produce, otra cosa son los sentimiientos que la emoción acarrea, en la aparición y consolidación de los sentimientos es dónde tenemos que poner toda la inteligencia personal y social de la que seamos capaces, para que se consoliden como favorables para nuestro crecimiento humano pleno dentro del grupo de afines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 10 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR